¿Cómo elijo a un Abogado?

Elegir al Abogado apropiado especializado en lesiones Personales es la decisión más importante que usted pueda hacer en su caso. Algunos despachos grandes de abogados anuncian la experiencia de los Socios Superiores y después que usted firma el contrato el caso es asignado a un asociado. Algunos despachos de abogados permiten a los asistentes jurídicos y asistentes legales el manejo del caso y usted raramente puede hablar con el abogado que lleva su caso. Rick prestará la atención personal que su caso merece y estará personalmente disponible para discutir su caso cuando usted pida una actualización.

Cuando elija al abogado apropiado en lesiones personales, considere lo siguiente:

  1. Entreviste al abogado que estará llevando el manejo de su caso y obtenga un acuerdo que el abogado que usted contrate será asignado al caso. Contratar a un abogado debe estar basado en la impresión de que el abogado es competente, agresivo y tendrá una buena relación con usted. El abogado que usted contrate deberá manejar el caso y no un asociado inexperto.
  2. Confirme con el Colegio de Abogados de Texas que el abogado está acreditado y no tiene un historial de numerosas quejas o quejas pendientes con el Colegio de Abogados de Texas.
  3. Obtenga referencias de amigos de la familia, y antiguos clientes del despacho del abogado.
  4. Verifique la experiencia del abogado que maneja la demanda. Determine si el abogado es un Especialista Certificado por el Comité o simplemente maneja un porcentaje pequeño de casos en lesiones personales.
  5. Determine los honorarios legales y la cantidad de los honorarios y cuando se cobran los honorarios.
  6. ¿El contrato del abogado estipula que el cliente recibirá la mayor parte del dinero del pago? ¿o le permite al abogado llevarse la mayor parte del pago? El contrato de Rick estipula que el cliente recibirá la mayor parte de los fondos netos del pago y no el abogado.
  7. En caso de que su relación no funcione asegúrese que el contrato que usted firme le permita cancelarlo por “buena causa”. Usted no debe ser penalizado por tener que pagarle a un abogado honorarios completos cuando el abogado no cumplió con la parte correspondiente del contrato.